15 de febrero de 2017

Reto La Magia del Orden: la ropa

Reto La Magia del Orden: la ropa

Este post tendría que haber salido ayer pero el lunes tenía tanto sueño que no me vi capaz de acabarlo :( (sí, sigo viviendo al límite con los posts).

Después del post introductorio a lo que consistirá este reto, hoy ya nos ponemos de lleno en el tema. Y siguiendo el orden del libro, hoy toca organizar la ropa.

Aquí fue donde me quedé la primera vez que me propuse hacer el reto, y esta vez se me está dando mucho mejor.

Pero primero vamos a la teoría y luego a la práctica. Para empezar, tenemos que revisar absolutamente cada espacio de la casa donde pueda haber ropa. Hay que ser muy exhaustivo porque si encontramos algo después de haberlo organizado, nos obligaremos a tirarlo.

Reto La Magia del Orden: la ropa

Una vez hayamos revisado todo y ya tengamos toda la ropa fuera, la amontonaremos en un mismo sitio para poder visualizar todo lo que tenemos (y lo que nos enfrentamos). Según Marie Kondo, el volumen medio de esta primera pila suele ser de 160 prendas. (si tenéis más es que sois como la de la película Una compradora compulsiva).

Después separaremos lo que es de esta temporada y lo que no, y a la vez toda esa ropa la dividiremos en las siguientes categorías:

Camisas, blusas, suéteres, camisetas...
Pantalones, faldas...
Ropa para colgar (abrigos, chaquetas, trajes...)
Calcetines
Ropa interior
Bolsos
Accesorios (bufandas, cinturones, sombreros...)
Ropa para actividades específicas (gimnasio, piscina...)
Zapatos

Y empezaremos a elegir lo que es de fuera de temporada. Habrá cosas que serán muy fáciles de eliminar y otras que costará más (a mí me cuestan todas). Para ayudar un poco, podemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Quiero volver a ver esta prenda la temporada siguiente?
Si ahora la temperatura cambiara de repente, ¿tendría ganas de usarla?

Si la respuesta es no, irá al montón de prendas descartadas.

Una vez hayamos acabado con la ropa de fuera de temporada, seguimos con la de temporada.

Importante: seguro que la tentación de mucha gente después de descartar una prenda es usarla como pijama o para estar por casa. Si es ropa que nos gusta pero que está pasada de moda para llevarla por la calle (siempre y cuando sea cómoda, como unos leggings o una camiseta), aún tiene un pase, pero si es ropa que no nos gusta y solamente queremos usarla para amortizarla, y encima no es ni cómoda, está totalmente prohibido usarla para este fin. No podemos ir por casa hechas unos zorros, con los pijamas bonitos que hay en las tiendas :). Además, así reforzaremos una imagen positiva de nosotras mismas, si vamos con unos pantalones rotos y feos no estaremos a gusto con nosotras mismas...

Reto La Magia del Orden: la ropa


Cuando hayamos seleccionado toda la ropa es el momento de guardarla. La podemos colgar o doblar, pero si la doblamos nos cabrá más. Y la tenemos que poner verticalmente, ya que así cuando esté dentro del cajón podremos ver todo lo que tenemos de un solo vistazo. En cambio, si está guardada de forma horizontal, lo que está abajo del todo quedará tan tapado que ni recordaremos que lo tenemos (y nos compraremos algo similar, como es mi caso).

Y aquí viene una clase magistral de Marie Kondo donde nos enseña a doblar la ropa.


Se supone que la ropa tiene que quedar de pie, pero yo aún no lo he logrado...

Habrá ropa que no la podremos doblar, como los abrigos, faldas, chaquetas... entonces eso lo colgaremos. Pero pondremos junta toda la que pertenezca a la misma categoría (faldas con faldas, abrigos con abrigos, etc.). Y la pondremos de la siguiente manera: las prendas más pesadas irán a la izquierda, y las menos pesadas a la derecha. Quedaría más o menos así: abrigos, chaquetas, vestidos, pantalones, faldas y blusas.

Reto La Magia del Orden: la ropa

Se supone que lo mejor es guardar toda la ropa (temporada y no temporada) junta, para poder usar cualquier prenda en cualquier momento. Si no nos cabe toda, lo que podemos hacer es guardar solo la que seguro no vamos a necesitar esa temporada: guantes y gorros en verano y bañadores en invierno.

Y ahora que ya tenemos la ropa guardada, le toca el turno a la ropa interior. Para ello, hay otra clase magistral de Marie Kondo:




Ella no ata los calcetines entre ellos porque dice que si lo hacemos, la goma acaba dándose de si. Es una buena idea, porque de la manera que lo hace ella no se pierden.

Bueno, y después de la teoría llega la práctica. A mí sigue sin funcionarme empezar a seleccionar la ropa de fuera de temporada porque para mí (aunque ella diga que está prohibidísimo) si tengo dudas lo mejor es ponerme esa prenda y ver si estoy cómoda usándola. Así que he empezado con la de esta temporada.

Tampoco he seguido su orden, yo empecé por los pantalones, luego las faldas, vestidos, camisas (y demás), abrigos, ropa interior y accesorios. Y los zapatos ya los tenía seleccionados antes de empezar, así que eso ya no lo hice, aunque creo que cuando acabe tiraré otros. 

Esta vez he tenido menos piedad con la ropa. Me he deshecho de cosas a las que les tenía bastante apego, pero prefiero tener un pantalón que me guste en el armario que esté ocupando sitio uno que no puedo usar porque me hace bolsas pero que me trae recuerdos o que me costó un dineral.

De lo que más me he deshecho han sido de zapatos. En total creo que descarté casi unos 10 pares (¡imaginaos cuantos tenía!). Los puse todos a vender y solo me quedan 2. 

Y ahora en rebajas estoy aprovechando para comprar pantalones para poder deshacerme de más.

Ya os digo que yo tengo demasiado apego a la ropa, pero poco a poco me va costando menos descartarla. Ademas, yo no la tiro. Como está en buen estado la vendo, y si no lo que hago es juntar una bolsa de ropa y llevarla a H&M, donde te dan un vale de 5€ por una compra igual o superior a 30€. Puede parecer un poco contradictorio, pero va genial para reponer ropa que hemos descartado porque está rota, gastada o con manchas. O también para hacernos con un buen arsenal de pijamas ;)

Reto La Magia del Orden: la ropa


¿Vosotras qué tal lleváis el tema de eliminación de ropa? ¡Algunas ya me dijisteis en el primer post que no costó demasiado y que tirasteis varias bolsas! ¡Para mí sería un sacrilegio!


¡En el próximo post del reto hablaremos de los libros!


¡Hasta el viernes!


Marta

10 de febrero de 2017

5 regalos diy para San Valentín

Regalos diy para San Valentín


¡Buenos días! Para hoy tenía pensado otro post pero he caído en la cuenta que el martes ya es San Valentín (¡que alguien frene este año, qué está yendo muy deprisa!) y he pensado en dedicar un post para regalos diy.

Yo no he hecho ninguna de las opciones, simplemente he buscado ideas y he recopilado las cinco opciones que más me han gustado. ¡Animaros a hacer alguna! Seguro que a vuestra media naranja les encanta, además los regalos hechos a mano son muy especiales (y a veces es tan difícil regalarles...).

1. Puzzle de foto 

Esta idea me ha encantado y parece bastante sencilla, incluso el paso de poner las letras en la bolsa. Y no se necesitan muchos materiales, basta con unos palos de helado, Mod Podge y una foto para el puzzle, y si queremos hacer también la bolsa, para que quede más mono, necesitaremos una bolsa (obviamente), tinta negra y poca cosa más...

Diy Valentine photo puzzle

La idea la he sacado de All For The Memories, y en este enlace tenéis el tutorial.


2. Corazones de lana

Pueden ir muy bien como complemento al regalo. Y también son muy sencillitos de hacer y no requieren muchos materiales pero, eso sí, necesitamos de todas todas un cortador de galleta con forma de corazón y eso, según como, ya es más difícil de encontrar. ¡Pero los chinos seguro que tienen!

Yarn Wrapped Hearts

Queda muy resultón y podemos darles diferentes usos: hacer una guirlanda (¡con lo que me gustan a mí!, hacer una corona al estilo navideño... en este enlace tenéis todas las opciones y el tutorial.


3. Un cuadro

Si se os da bien hacer manualidades con pintura (a mí desde luego no) podéis hacer un cuadro como este. Necesitareis un lienzo en blanco, pintura y unas letras de madera. El resultado es muy vistoso.


Diy glitter "love" canvas

El tutorial está en el blog Hey Lauren Rene, muy bien explicado y con fotos del paso a paso (por cierto, ¡qué blog tan mono!).


4. Pastel en forma de corazón

También podéis ganaros a vuestra pareja por el paladar. La parte buena es que vosotras también podréis disfrutar el regalo (o no, si quién lo recibe es glotón ;)) y no ocupa sitio, que según como también es un punto a favor.

Pastel San Valentín


No he encontrado la receta de ese pastel en concreto, pero podéis buscar la que más os guste y hacer como en la imagen: preparar dos bizcochos, uno cuadrado y otro redondo y cortar por la mitad el redondo para ponerlo encima del cuadrado. No tiene más misterio, pero queda muy original. Y lo dicho, podéis adaptar a él cualquier receta. En el blog de Repostería Tximeleta tenéis varias opciones, y en El Rincón de Bea otras tantas.


5. Una postal

Y por último no podía faltar la postal. Tenéis literalmente miles de opciones, pero por elegir una, aquí tenéis una idea. Es la mar de original y no es la típica postal.

3D Heart Hot Air Balloon Valentine Card


En el blog Crafty Morning tenéis cómo hacerlo.


Y es todo. ¿Os han gustado estas ideas? ¿Pondréis en práctica alguna?

Yo creo que no, veo un poco absurda esta fecha... :P


¡Que paséis un feliz fin de semana! ¡Nos vemos el lunes (creo) con otro post!


¡Besitos!

Marta


7 de febrero de 2017

Ready Player One

Ready Player One


¡Por fin traigo la reseña de este libro! Lo iba arrastrando desde agosto, entre vacaciones (que no leí nada), que lo dejé, que lo tuve que volver a empezar, que leí otras cosas y que hubieron trozos que se me hicieron muy cuesta arriba, he tardado muchísimo en acabarlo. Creo que es el libro que más he tardado en leer...

¡Pero aquí tenéis mi opinión!


3 de febrero de 2017

En mi wishlist: guirnalda de letras

En mi wishlist: letter banner


Creo que mi wishlist no va a acabarse nunca... pero seguro que muchas estáis enamoradas también de las mismas cosas que yo: primero los Funkos de Disney y ahora las famosas letras de A Little Lovely Company que abundan en Instagram... ¡pero no me diréis que no son bonitas!

A lo mejor sin ver la foto no sabéis de lo que os hablo, pero cuando veáis las fotos seguro que os suena y/o ya está en vuestra wishlist (y si no, al final del post lo estará, ¡palabra!)

Yo las empecé a ver hará un tiempo ya, y al principio pensaba que estaban hechas a medida, es decir, que tú les decías la palabra que querías y ellos te lo hacían. ¡Pero no! Es un paquetito que viene con un montón de letras y tú misma formas las palabras que quieres, y se unen con un brad (una especie de chincheta).

De hecho en el calendario de febrero puse una de color pastel :)

Vamos a ponernos los dientes largos... 


31 de enero de 2017

Calendario imprimible de febrero


Calendario imprimible de febrero

¡Buenos días! Como ya está acabando enero, para hoy he preparado el calendario del mes de febrero. En principio este año no iba a hacerlos, de hecho en enero no hice ninguno, pero lo echaba de menos, ¡así que vuelven los calendarios!

Este año solo haré un modelo, porque el año pasado me emocioné haciéndolos y al final estaba más de dos días solo con los calendarios. Y este año quiero ir un paso más allá y hacer también la versión para fondo de pantalla (pero primero tengo que aprender a hacerlos).

27 de enero de 2017

Bullet Journal: los símbolos

Bullet Journal: símbolos

Después de unos cuantos días sin hablar del Bullet Journal (en el primer post expliqué un poco los materiales necesarios para empezar con este método), aquí vengo de nuevo con él. Y hoy os voy a hablar de una de las cosas más importantes y lo primero que hay que hacer en él: escribir los símbolos. Lo haremos (¡importante!) en la primera página de nuestro cuaderno.

24 de enero de 2017

Reto La Magia del Orden: introducción

La magia del orden


Seguramente estaréis pensando que estáis en un déjà vu, ¡pero no! He decidido volver a empezar el reto de La Magia del Orden, pero esta vez haciéndolo bien (porque el del año pasado acabó quedando a medias...). Esta vez no volverá a pasar, porque por primera vez (y espero que no sea la última) me he planificado todos los posts que va a tener la serie.

Mi intención es hacer el reto en 6 posts+2. Es decir, el primero (que es este) con la introducción, los seis siguientes dedicados a cada categoría que establece Marie Kondo, y un último post de conclusiones y resultados.